Search

ARTÍCULOS

Por Pruden López

Este mercado histórico de fichajes veraniego ha dejado algunas incorporaciones interesantes y, cuanto menos, impresionantes en LaLiga Smartbank. Podemos hablar de Pape Diop en la UD Ibiza o Sergio León en el Real Valladolid. Pero, el traspaso que más ojos ha conseguido atraer, no solo en el ámbito nacional, si no también en el ámbito intercontinental, ha sido el fichaje de Okazaki por el FC Cartagena. Este jugador es un emblema en el archipiélago asiático por sus triunfos europeo e internacionales con su selección, la japonesa.

En esta última década, la selección japonesa se ha convertido en una de las más atractivas y fuertes del ámbito futbolístico internacional. Con nombres como Inui o Kagawa, ha conseguido meterse en los últimos tres mundiales sin mucho suspense llegando hasta octavos de final por dos veces (Sudáfrica y Rusia), su mayor gesta en los campeonatos del mundo. En el ámbito asiático, en 2011 logró el oro en la Copa de Asia siendo cuarto oro en la novena vez que jugó está competición.

La selección nipona, ha sido líder en Asia en incorporar jugadores a Europa que han acabado siendo nombres propios como los mencionados Inui y Kagawa. Pero, si hay que destacar un nombre propio que es tratado como si de un dios se tratase en Japón, es Sinji Okazaki. El ariete asiático debutó con la selección en 2008 llegando hasta las 1 convocatorias marcando hasta 50 goles con la camiseta nacional.

Pero, no solo por esta hazaña personal ha saltado a la fama Okazaki. Tras seis temporadas en el Shimizu S-Pulse de primera división japonesa, consiguió cruzar el charco hasta Europa, concretamente en Stuttgart. La primera temporada en el equipo alemán fue la siguiente al Mundial de 2010 donde marcó un gol en los cuatro partidos que jugó Japón, la adaptación no fue fácil pues tan solo jugó 12 partidos en la Bundesliga marcando dos goles y dos partidos en Europa League sin mojar.

Las tres temporadas en Stuttgart no fueron las más goleadoras de su carrera pues pasó de marcar 16 goles en su país durante dos temporadas consecutivas, a marcar 12 goles entre las tres temporadas. A pesar de ello, el Maínz 05 depositó su confianza en el nipón y ahí comenzó su aventura verdaderamente goleadora en Europa, la primera temporada marcó hasta 15 veces y en la Segunda 12.

Estas cifras goleadoras estratosféricas le sirvieron a Shinji a dar el salto a una liga más competitiva como es la Premier League. Llegaba a un Leicester City de Rainieri qué consiguió la permanencia la temporada pasada y cuyo principal objetivo era la permanencia en la máxima categoría inglesa. Pero, esa meta simplemente era el techo metafórico y lógico que cualquier equipo novato en una competición se plantea, en cambio, una serie de ingredientes se mezclaron para romperlo y hacer historia ganando la Premier League contra todo pronóstico y pasando a la historia junto al equipo.

Esta hazaña de película y su protagonismo en ella le hicieron un hueco en la historia del fútbol nipón, incluso mundial. Tras cuatro temporadas en Leicester, decidió seguir escribiendo su historia en territorio español fichando por un Málaga recién descendido a LaLiga Smartbank. Según Okazaki, jugar en el Málaga era su deseo y sueño y sus ganas de ser protagonista con el conjunto boquerón resaltaban. Pero, una mala gestión del Málaga en su fichaje le hizo hacer las maletas y poner rumbo al norte de la Península, hacia Huesca. La SD Huesca también era un recién descendido cuyo objetivo era exactamente el mismo que el del Málaga, volver a primera.

El ansia por jugar en LaLiga se hizo notar en su casillero goleador, consiguiendo 12 tantos en segunda división y el título de campeones de liga. El año pasado, siguió en El Alcoraz con menos protagonismo goleador anotando tan solo un gol pero con minutos jugados hasta 25 partidos.

En definitiva, en Cartagena ha caído el gordo y la afición así como el club va a poder disfrutar de una leyenda del fútbol nipón y mundial dejando capital en la sociedad, espectáculo para el espectador y ojos desde la otra punta del planeta hacia la ciudad portuaria y LaLiga.


Por Pruden López

Verano, esa etapa donde el mundo duplica su constante movimiento. La gente comienza ir de un lado para otro, a la playa, a la montaña, de terrazas… en fin un sin parar. Pero este movimiento no solo se limita a nosotros, y es que el verano es esa etapa donde el mundo futbolístico alcanza, quizás, el punto más importante para comenzar a construir el batallón para la campaña: el mercado de fichajes. Todos los equipos comienzan a mover jugadores mediante cesiones, rescisiones y nuevas incorporaciones.

Si tuviese que destacar a un equipo en LaLiga Smartbank, e incluso en España, que se está moviendo casi a la perfección en el mercado veraniego es el FC Cartagena. El conjunto de la trimilenaria consiguió ascender hace dos temporadas ante el Atlético Baleares y la temporada pasada entre sufrimientos y rabia por conseguir el objetivo, dió un golpe encima de la mesa con fichajes en el mercado estival de la talla de Raúl Navas (ex de la Real Sociedad entre otros), Pablo De Blasis (ex del Maínz 05 y Eibar entre otros) que se encontraba sin equipo o Antoñito (ex del Real Valladolid y que ya sabía lo que era vestir la blanquinegro).

El trabajo y el saber moverse de la B&B ya se comenzó a ver en el mercado veraniego pasado donde consiguieron la incorporación de jugadores como Rubén Castro, De La Bella, David Simón o Álex Gallar entre otros que le daban un salto de calidad a la plantilla así como un plus de experiencia que le sirvió de mucho al conjunto blanquinegro a final de temporada.

Esa gestión de fichajes la campaña pasada les dió para ser el único equipo recién ascendido en conseguir la permanencia en la categoría de plata y para hacerse hueco entre los destinos prioritarios para los jugadores. Y es que este verano también la están rompiendo en el mercado con incorporaciones como; Bodiger, procedente del Cádiz que por falta de continuidad acabó en Castalia; Antonio Luna, procedente del Girona con trayectoria en primera división española e incluso inglesa; Pedro Alcalá, incorporación de oro para la zaga con experiencia en primera división y segunda española.

Estas incorporaciones junto a las de Andy Kawaya, Richard Boateng, Sergio Tejera y Pablo Vázquez y la continuidad de la mayoría del bloque de la temporada pasada, hacen que el FC Cartagena se convierta en uno de los aspirantes a dar la sorpresa en LaLiga Smartbank a pesar de que desde la ciudad portuaria afirman que su objetivo es la permanencia y después lo que venga será bienvenido.

A los seguidores cartageneristas no les queda otra esta temporada 2021/22 que soñar con los pies en el suelo.